Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Emprendedoras

25 septiembre, 2018

¿Quién es Magdalena Choque Vilca, “la reina de las papas andinas”?

Nació en La Quiaca, Jujuy, es descendiente de un cacique y desde pequeña supo leer los mensajes de la naturaleza. Ingeniera agrónoma, hoy es una reconocida protectora de los cultivos de su región y de los alimentos andinos. Su lema: poner en valor aquello que somos.


Ilustración: Maite Ortiz.

A Magda Alejandra Choque Vilca la llaman “reina de las papas andinas”. Jujeña, oriunda de La Quiaca y descendiente del cacique Viltipoco, de Tilcara, Choque Vilca es una reconocida protectora de los cultivos de su región y de los alimentos andinos. Cuenta que la Puna y la Quebrada han sido sus nodrizas. Y, también, que sus apellidos se han conjugado para que, en realidad, pudiera recorrer los caminos que ha recorrido. “Porque Choque, en aimara, quiere decir ‘papa semilla’. Y Vilca quiere decir ‘piedra sagrada’”, sostiene.

“Nosotros a veces somos como nos miran, no somos lo que somos. Identidad es también estar orgullosos de lo que somos”, dijo en el encuentro convocado por Sustainable Brands Buenos Aires.

Con primaria, secundaria y universidad cursadas en la provincia que la vio nacer, Choque Vilca comenzó a trabajar con el título bajo el brazo y el conocimiento científico como bandera. La conexión de ese perfil con sus orígenes tuvo un punto de inflexión. Cuenta la anécdota que puesta a investigar con la mira en el aumento de la población y, por lo tanto, la necesidad de más alimentos y más ingresos por kilo producido, se topó con la desaparición de papas propias de la región. Quiso conocer el lugar y el por qué de semejante pérdida, pero sacaba fotos y ninguna podía ser revelada. Hasta que su padre le preguntó: “¿Le has pedido permiso a ellas para sacarles fotos?”.

La Pachamama estaba comunicándole algo a Choque Vilca. Y ella, en tren de reconectarse con sus creencias, terminó pidiéndole permiso a la naturaleza, con mucho amor, “para que me diera fuerzas para salvar a las papas, para recuperarlas. Y con ellas también recuperé lógicas de pensamiento, lógicas afectivas y culturales que iban a dialogar con lo estudiado, entendiendo que un agricultor podía darme tanto o más conocimiento que la academia”.

Así, en su recorrido, Choque Vilca fue directora del Nivel superior de la provincia y coordinó trabajos de campo del proyecto Cultivos Andinos, del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo). Hoy, su tarea no se agota: con la cocina descubrió que podía interesar a distintos actores para recuperar cultivos diversos y formar recursos humanos, con la creación de una tecnicatura en cocina regional.

Es ingeniera agrónoma. Recupera cultivos andinos en vías de desaparición. Creó el movimiento para la conservación de la biodiversidad, el respeto por el suelo, la cultura y el rol de los agricultores.

“A veces, el camino más sencillo –comenta– nos puede llevar a ese gran logro que es recuperar una variedad, valorar la biodiversidad, buscar la seguridad y la soberanía alimentaria con algo tan simple como el aprender a cocinar. Con la cocina las mujeres se interesaron por saber dónde se conseguían las papas, la quinoa, las semillas. Y los hombres acompañaron ese espacio productivo. Hoy somos protagonistas de nuestro propio desarrollo”, sostiene. No dejes de verla y escucharla en su charla Ted disponible en YouTube como “Biodiversidad y soberanía alimentaria”. Mirá:

 

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()