Lo que la medicina no me enseñó

Son médicos que decidieron ejercer su profesión desde otro lugar, dándoles tanta importancia al diagnóstico y a la medicación como a la palabra de aliento y al abrazo. Hoy nos cuentan lo que aprendieron una vez terminada la facultad, cuando descubrieron que, para curar, hacía falta mucho más que estudiar.