Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Sustentabilidad

19 agosto, 2016

Green Film Fest: La sobriedad feliz

En el documental Los Nuevos Modernos, que se proyectará durante este festival ambiental, la antropóloga argentina Violeta Ramírez retrata el día a día de personas y comunidades de Francia que pregonan un estilo de vida con bajos niveles de consumo, siguiendo los preceptos de lo que, en tierras galas, se conoce como "sobriedad energética".


Violeta-Ramírez

Una nueva comunidad de personas decididas a crecer a contra corriente de los estándares del consumo masivo es el objeto del documental de la antropóloga argentina Violeta Ramírez, que completó sus estudios y desarrolló su trabajo de campo en Francia.

A lo largo de todo el año 2015, Violeta Ramirez filmó el documental Los Nuevos Modernos viajando desde París y sus alrededores hasta el Parque natural del Lubéron, en el sur de  Francia. Se narraron cuatro casos en un pueblito de 600 habitantes.

El trabajo fue encargado por la Agence de l’Environnement et de la Maîtrise de l’Energie (ADEM), un organismo público que depende del Ministerio de Ambiente de Francia, que, a raíz de la lectura del proyecto de tesis de doctorado de Violeta Ramirez y de conocer su película anterior El Recuperador, le propuso que realizara un documental, poniendo como única condición que durará unos 40 minutos e incluyera varios casos de estudio. Violeta cuenta que durante las proyecciones públicas suelen preguntarle cómo encontró a sus protagonistas.

“Cuando empecé a preparar la película fui a distintas asociaciones que trabajan y militan en relación a los temas de bajo consumo energético. Ahí conocí a dos personas que forman parte de la película. El resto fue elegido gracias al ‘boca en boca’, a través de conocidos”, explica la realizadora. En este sentido, Los Nuevos Modernos no pretende ser representativo de la totalidad de la gente que vive de acuerdo a los objetivos de bajo consumo. “Cerca de la mitad son intelectuales con una vida económica bastante resuelta”, acota Violeta que no dudó en preguntarse si el bajo consumo energético tiende más a ser una postura burguesa, encontrando maneras originales de vivir y consumir.

Proyecciones:

Los nuevos modernos se proyectará durante el Green Film Fest, el festival de cine con temática ambiental,  el domingo 21/8 a las 14 y el lunes 22/8 a las 16.20, en Cinemark Palermo, Antonio Beruti 3399, CABA.

“¿Suena provocador? Se trata sin embargo de una visión bastante recurrente, que existe en la sociedad francesa y seguramente en la Argentina también”. No obstante, gente de todo el espectro de la sociedad está preocupada por las cuestiones ambientales. En este sentido, resulta interesante comparar los grupos de recuperadores en Francia con las cooperativas de cartoneros en la Argentina: los estudios muestran que si bien el acercamiento a la problemática ambiental surge, por un lado, de apremios económicos y por el otro, de un militantismo político y ético, los comportamientos y modalidades de los recuperadores de basura por necesidad y aquellos que eligen hacerlo por su propia voluntad son bastante similares.

“En la Argentina como en Francia, la gestión de la basura es una cuestión particularmente privilegiada para tomar conciencia de lo que estamos generando en el medio ambiente. Los cartoneros trabajan día a día con sus manos en la basura, así que si hay que preguntarle a alguien cómo y qué deberíamos hacer para mejorar nuestra performance ambiental es a ellos. Ese reconocimiento de la impronta ambiental de nuestras acciones, que existe tanto entre los recuperadores de basura como entre los que eligen el camino del bajo consumo, crea otra conciencia y responsabilidad ciudadanas. Se puede decir que los hace más dignos”, concluye Violeta.

La realizadora

“Nacida y criada en Buenos Aires”, según cuenta, Violeta Ramirez, de 33 años inició su carrera de antropología social en la UBA, antes de viajar a Paris para cursar una maestría de Antropología en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales. Una vez en Francia, sumó a su currículum una maestría en cine documental y antropología en la Universidad de Nanterre. “Para validar mi máster tuve que realizar una película documental:  El Recuperador ”, acota. A lo largo de su investigación siguió los pasos de Daniel (alias, el recuperador) y su actividad militante le abrió las puertas de un nuevo campo de estudios. Para su tesis doctoral, que arrancó en 2014, Violeta decidió entonces estudiar iniciativas de bajo consumo energético en familias y asociaciones, un concepto conocido en Francia como el de “sobriedad energética”, en línea directa con el pensamiento del escritor Pierre Rahbi quien tituló el libro que publicó en 2010 con el nombre de ese objetivo: una “sobriedad feliz”.

Por: Hélène Chevalier. Gentileza revista Ecosistema.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()