Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Artes

4 Julio, 2016

La Patria: el alma de todos

A través de las obras y las palabras de la artista plástica Nora Iniesta -creadora de imágenes que inspiran y nos hablan del inmenso palpitar del alma argentina- comenzamos a celebrar nuestro Bicentenario.


nora-iniesta-patria-1
En vísperas del Bicentenario, Casa de Tucumán construida en Rasti.

“Nadie es la Patria, pero todos lo somos”.

Jorge Luis Borges

La Patria, ese lugar de todos los seres que habitan y aman una misma tierra. Ese sentimiento que excede las barreras físicas del tiempo y de la distancia y se enciende, muchas veces irracional, ante estímulos concretos que llegan a través de cualquiera de nuestros sentidos. Puede ser el disfrute pleno de una empanada criolla, el suave contacto al abrigo de la lana de un poncho, el aroma de las tortas fritas, el sabor del mate recién hecho, la inconfundible melodía de una tango sonando a lo lejos, en cualquier punto del mapa… Una camiseta albiceleste, la sonrisa impresa de Carlos Gardel. Todo puede desencadenar la enorme emoción de sentirnos y sabernos argentinos.

Con ese espíritu, la artista argentina Nora Iniesta -declarada Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires el año pasado- decidió vestir sus obras de celeste y blanco. Con el objetivo de retratarse y de retratarnos en un mismo sentir. Por eso, la temática de su trabajo reside en la representación plástica de una iconografía ligada siempre a un solo lugar de pertenencia: la Patria. Un lugar que le es propio y desde donde elige trabajar para contar, a través de sus objetos, que hay un país en la infancia; ese mágico territorio construido a través de historias, próceres, canciones, actos escolares, delantales blancos, una bandera siempre flameando en algún lugar del cielo, pan con manteca y mucho amor. Entonces, es allí donde reside el verdadero significado de nacer y construirnos, sintiendo orgullo de ser argentinos.

nora-iniesta-patria-3
Escarapela de objetos ensamblados; mimbre , acrílico y tela.

Nacida en Buenos Aires y criada en el conurbano bonaerense, descubrió su pasión por el arte desde muy pequeña y enseguida eligió expresarse a través de distintas técnicas para retratar el mundo que la rodeaba. Las formas y los colores enseguida se convirtieron en un amplio universo de materia prima disponible para ella. “Iniesta se expresa a través de materiales simples, elementos de uso cotidiano son utilizados y revalorizados  en sus obras. Vinculada al diseño gráfico, la objetística, la moda y la comunicación, interviene con sus obras espacios urbanos, comerciales y domésticos”, puede leerse en su biografía. Sus muestras individuales y colectivas fueron expuestas en Argentina y también en el exterior, allí donde el ser nacional adquiere siempre nuevos sentidos. Además participó en Bienales y en prestigiosos Premios de Arte.

nora-iniesta-patria-2
Mantel Patrio II y Ventanas: técnicas de bordado, cartón y papel impreso.

“Con picardía y lucidez, Iniesta entreteje una crítica risueña a los tópicos invocados: la patria, la feminidad, lo lúdico, la pertenencia y la memoria. Apropiándose con desparpajo de simples objetos encontrados, no pocas veces desdeñados por el ojo debido a su carácter doméstico, los coloca en situaciones de austeridad oriental, donde relucen como tesoros infantiles recuperados”, describe el arquitecto Andrés Duprat, flamante director del Museo Nacional de Bellas Artes, en el prólogo del libro que lleva el nombre de la artista y donde se muestran las obras que acompañan esta nota.

Hoy, en vísperas de la celebración por el Bicentenario de nuestra Independencia, hablamos con ella sobre por qué nuestra identidad se convirtió en el motor de su obra.

nora-iniesta-patria-5
La Niña Argentina, Bandera. Una impresión digital a dos colores iluminada a mano.

—Nora, ¿qué es para vos la Patria?

—La Patria somos todos. Particularmente para mí, la patria es la infancia. Es ese territorio virgen que nos va nutriendo, formando, moldeándonos para ser “con cimientos”, quienes somos.

—¿Por qué decidiste andar el camino de retratarla y cómo describirías la experiencia?

—Retratar la Patria es conocerme y conocernos; es reconocerme y es más aun; es reconocerme en y con el otro. Bella experiencia de poner en color la pertenencia. Eso que nos une. Eso que somos. Un retrato colectivo, amplificador, confortable, propio.

 —¿Dónde sentís que radica el alma, ese verdadero sentir argentino?

—En los afectos se reconoce el alma, ese ser profundo y virtuoso. En el compartir, en el disfrutar los encuentros y la amistad reside el real y verdadero sentir argentino.

 —¿Cuál es tu gran inspiración para trabajar en estos temas?

—Los recuerdos de lo tanto que me emocionaban los actos escolares, la escarapela al pecho, las músicas patrias, la entrada de la bandera y sus escoltas; los guardapolvos blancos. Mi madre que me vestía impecable, me peinaba y perfumaba con absoluta entrega. El ir de su mano a  la escuela.

 —¿Cómo ves y como soñás a la Argentina que nos toca hoy?

—Veo una Argentina compleja, difícil, con enormes deudas con la educación, los chicos y su bienestar. La sueño más equitativa, más comprensiva en el dolor y las carencias, más generosa y más solidaria.

—¿Y qué elegís celebrar este Bicentenario?

—Elijo celebrar la vida, el arte, la creatividad, y fundamentalmente la continuidad de una democracia que no deberíamos haber perdido nunca. Sostener sus valores y compartirlos. ¡Viva la Patria!

nora-iniesta-patria-6
La Patria Bordada II: la Argentina como un enorme entretejido de almas.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()