Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Reflexiones

24 enero, 2017

La chica del bañador verde: ¿alguna vez te sentiste así en la playa?

La carta que la escritora española Jessica Gómez le dedicó a una chica avergonzada a la hora de quedarse en traje de baño en una playa, se hizo viral de la mano de miles de mujeres y varones dispuestos a desterrar, de una vez por todas, el mandato de los cuerpos "perfectos". Compartí su mensaje vos también.


Jessica Gómez es española y tiene un blog. Además, sube habitualmente posteos a Facebook, donde retrata con lucidez y mucho humor, a través de postales de su propia vida cotidiana, las experiencias que la atraviesan como mujer de 32 años, madre de dos hijos. Sin embargo, nunca imaginó que uno de sus textos excedería −muy por encima de las cifras habituales− la cantidad de visitas a sus espacios online, para volverse viral. Y es que “La chica del bañador verde”, que escribió en julio del año pasado (pleno verano español), ahora cruzó el Atlántico para instalarse en la temporada estival de estas tierras, invitándonos a reflexionar acerca de los ideales de belleza que tantas adolescentes se ven presionadas a alcanzar aquí y allá, en todas partes del mundo, con el mismo y doloroso pesar.

En su texto, Jessica le habla a una chica que vio junto a un grupo de amigos en la playa mientras ella, que jugaba con sus hijos una tarde de vacaciones, se puso a observar. Allí, ubicada muy cerca, una joven de unos 16 años llamó enseguida su atención: se la veía temerosa de mostrarse en traje de baño e intentaba, como podía, disimular las cuervas de su cuerpo. Por eso, la escritora decidió dedicarle una carta aun sin conocerla y sin saber si su texto podría llegar alguna vez hasta ella. Para decirle a esa chica (y a todas las chicas) que los mandatos que nos inundan desde que somos pequeñas, esos que nos dicen cómo debemos vernos y sentirnos, no deben en realidad importarle. Para explicarle que la perfección está, justamente, en su imperfección. “Me gustaría poder decirte que ese cuerpo del que pareces avergonzarte es bello sólo por ser joven. ¡Qué coño! Es bello sólo por estar vivo. Por ser envoltorio y transporte de quien en realidad eres y poder acompañarte en cuanto haces”, le dice en uno de los párrafos de su carta.

Enseguida, miles y miles de personas comenzaron a compartir su posteo. Así fue como, si uno ingresa “la chica…” en Google, lo primero que aparece es su publicación, que ya fue compartido 164.638 veces en la cuenta Jessica Gómez Autora.

Según la escritora española, el disparador fue que ella misma se sintió como esa joven cuando también tenía 16 años y luego, una década más tarde, obsesionada con encajar en los parámetros de belleza, adelgazó y se convirtió en “un cañón”, como define, pero tampoco siendo flaca se sintió cómoda consigo misma… Hoy, entrados los 30 y luego de dos partos, asegura que uno de sus mayores aprendizajes fue entender que para sentirse a gusto con su cuerpo, lo importante no era tener kilos de menos, sino aceptarlo en su propia belleza, para poder disfrutarlo plenamente sin esconderse de la mirada propia y ajena.

Así empieza la carta para la chica del traje de baño verde. Un mensaje para esa chica y también para todas las mujeres del mundo que alguna vez se sintieron avergonzadas al momento de sacarse la ropa en una playa, por miedo a mostrar su cuerpo. Gracias Jessica por poner en palabras eso que tantas de nosotras sentimos alguna vez. Podés leer la carta completa haciendo clic en el enlace al final del fragmento que compartimos a continuación:

QUERIDA CHICA DEL BAÑADOR VERDE:

Soy la mujer que está en la toalla de al lado. La que ha venido con un niño y una niña.

Primero que nada, decirte que estoy pasando un rato muy agradable junto a ti y tu grupo de amigos, en este trocito de tiempo en el que nuestros espacios se rozan y vuestras risas, vuestra conversación ‘transcendental’ y la música de vuestro equipo me invaden el aire.

¿Sabes? He alucinado un poco al darme cuenta de que no sé en qué momento de mi vida he pasado de estar ahí a estar aquí: de ser la chica a ser “la señora de al lado”, de ser la que va con los amigos a ser la que va con los niños.

Pero no te escribo por nada de eso. Te escribo porque me gustaría decirte que me he fijado en ti. Te he visto, y no he podido evitar verte”. LEÉ LA CARTA COMPLETA ACÁ.

Podés descurbir otros relatos esta autora en su blog jessicagomezautora.com

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()