Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Salud

17 noviembre, 2016

En el Día Mundial del Prematuro, el desafío de nacer antes de tiempo

Como cada año, durante el mes de noviembre nos sumamos a la "Semana del Prematuro". Siete días para tomar conciencia acerca de la problemática de la prematurez, para reflexionar sobre los derechos de los bebés y sus familias y, fundamentalmente, para celebrar el milagro de la vida.


prematuro

A veces, un bebé nace antes de lo esperado. No hay bolso hecho, ni cuna armada. La familia siente el impacto de la llegada prematura con un profundo temor y la esperanza puesta en que todo salga de la mejor manera posible. Y aunque los libros señalan que debemos esperar un hijo a partir de la semana 38, la práctica médica indica que cada vez son más los niños cuyo parto se adelanta. ¿Por qué? La ciencia investiga la incidencia de muchos males modernos de los padres (estrés, tabaquismo, deficiencias alimentarias, patologías previas, malos hábitos, etc.), pero lo cierto es que frente a esa realidad, lo más importante es crear conciencia para instalar la temática en la agenda pública, realizando un trabajo conjunto entre los equipos de salud, la familia y la comunidad.

Por eso, cada 17 de noviembre se celebra el Día Mundial del Prematuro y desde 2010 UNICEF lanza la “Semana del Prematuro”con el objetivo de sensibilizar a la comunidad sobre el prematuro y sus necesidades, así como también difundir estrategias de prevención de la prematurez y/o sus consecuencias en los nacidos de forma prematura, además de hacer hincapié en sus derechos. En esta Campaña 2016, el foco está puesto en los primeros cuidados que recibe el recién nacido.

Mirá este video donde las enfermeras neonatales y las familias de los recién nacidos comparten testimonios que retratan la enorme fuerza del amor:

Cada año nacen en Argentina más de 60 mil bebés antes de la semana 37 de gestación. La campaña 2016 prioriza el derecho nº 4  del Decálogo del Prematuro, que enuncia que “Los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia”.

prematuro3

La elección del tipo de leche a utilizar (humana o de fórmula) tiene un fuerte impacto, a mediano y largo plazo, sobre el crecimiento y desarrollo del prematuro recién nacido. A su vez, el uso de leche humana en el bebé nacido antes de término tiene múltiples beneficios nutricionales, gastrointestinales, inmunológicos, psicofísicos y neuromadurativos. Los niños prematuros que reciben leche humana se enferman menos y tienen una calidad de vida superior.

“La intervención temprana que hacemos con los niños incluye a las madres, a las que hay que empoderar para que puedan ver las capacidades de sus hijos y las áreas de mayor dificultad. A partir del Método Madre Canguro, o del contacto piel con piel, las mamás aumentan su temperatura, y al respirarles cerca, los pequeños reducen sus apneas –pausa respiratoria– o tienen menos reflujo, por mencionar solo algunos beneficios. Desarrollamos un mundo de estimulación que permite que al salir de la internación, madre e hijo se conozcan, sin miedos, y no que la madre salga con un bebé que desconoce, como ocurrió durante años”.

Graciela Basso, médica pediatra especialista en neurodesarrollo del Hospital Juan A. Fernández.

Hay que recordar que la regla de oro de la adecuada nutrición es la lactancia exclusiva hasta los 6 meses de vida del niño y continuada con alimentos complementarios hasta por lo menos los dos años de vida. De hecho, existen beneficios documentados que surgen de la alimentación con leche humana, como por ejemplo mejores logros en el neurodesarrollo a largo plazo, una reducción en la tasa de cirugías requeridas, el descenso en la mortalidad de estos bebés, un menor riesgo de displasia pulmonar crónica y una reducción en la necesidad de volver a ser internados, entre otros. Además, la lactancia del prematuro con leche materna refuerza las habilidades maternales y mejora el vínculo entre la madre y el hijo.

Para conocer los detalles de esta campaña “Semana del Prematuro”, Ana De Mendoza, Representante Adjunta de UNICEF Argentina, nos ayuda a comprender mejor la problemática de la prematurez.

-¿Cuál es el objetivo de la campaña?

-El objetivo es que las familias que reciben asistencia en los servicios de salud, especialmente en las maternidades seguras y centradas en la familia (MSCF), adquieran conocimientos útiles para una demanda calificada de servicios y una creciente participación en las iniciativas de movilización más amplias para la garantía del derecho a la salud.

“Yo fui prematura”

Guadalupe García nació a las 35 semanas de gestación, con dificultades respiratorias y cardíacas. Pero su evolución fue tan buena que, a los dos meses, logró dejar el área de neonatología. Hoy, a sus 35 años, ese dato es parte de una historia de dificultades, pero también de superación: estudió, se recibió de abogada y tiene una hija de 10 años. “Yo fui prematura y mi mamá me cuenta que en aquella época no le permitieron tomar contacto conmigo y ella sufría mucho por no poder abrazarme ni amamantarme. Por suerte, al ir creciendo los signos de mi prematurez se hicieron cada vez menos visibles y logré tener una vida normal”, cuenta Guadalupe, quien también tuvo a su hija antes de tiempo. “Lo viví en carne propia como hija y como madre, sé lo difícil que es. Pero por suerte pude tenerla en mi pecho, hacer contacto enseguida y darle mi leche. Ella, que tiene una fuerza increíble, hizo el resto”, cuenta emocionada y señala que si algo de bueno tuvo pasar por la experiencia, fue vivir las horas de neo junto a las enfermeras y a otras mamás, además de recibir el apoyo de los médicos: “Cuando pude ir a conocer a mi hija y la vi toda cableada, me quebré. Fue Helena, la enfermera a cargo de neo, quien me abrazó fuerte y la puso entre mis brazos, diciendo ‘Ahora vos y tu hija van a ver lo que es el amor de una mamá’, Me quedé sin aliento: la olí, la besé y la beba hizo un gesto de alivio al acercarla a mi corazón. La solidaridad, la entrega y la fuerza que se respira en ese lugar es lo más enorme que viví alguna vez”.

-En estos casos, ¿es más difícil sostener la lactancia?

-El inicio y el sostén de la lactancia no es tarea fácil, sobre todo cuando se trata de niños prematuros, pero sus beneficios son tantos que la sociedad entera debe comprometerse para apoyar a las mujeres que amamantan. Los prematuros constituyen un grupo poblacional especialmente vulnerable, y la ingesta de leche materna mejora sus chances de sobrevida. Desde UNICEF buscamos  fortalecer al sistema de salud y empoderar a la población para achicar las brechas existentes y garantizar el Derecho al Acceso a Leche Humana en todos los Prematuros de nuestro país.

 -¿Cuáles son las metas cumplidas y cuál el trayecto que nos falta recorrer aun en el tema prematurez en Argentina?

-Las metas cumplidas son muchas. Entre otras, se instaló la problemática de la prematurez en las maternidades, y en la sociedad en general, y se elaboró el Decálogo de los 10 Derechos del Prematuro: cada año de campaña se prioriza uno o dos derechos sobre los cuales trabajar. Durante una semana (primera de noviembre), los miembros de los servicios se reúnen para analizar los logros y revisar los desafíos a futuro. En estos siete días, se da visibilidad a todos los esfuerzos que se hacen desde distintos ámbitos para que se garanticen los derechos de los niños y niñas. El compromiso de instituciones y activistas aumenta cada año. Otro logro importante es la conformación de una Red de Familias Prematuras, que se suma al compromiso de los equipos de salud y visibilizan, con su creciente participación en iniciativas de movilización, la demanda social para garantizar el derecho a la salud.

-¿Por qué es tan importante instalar el tema y por qué los nacimientos prematuros se han convertido en una realidad que va en aumento?

-Para instalar la prematurez como problemática en la agenda pública del país, así como al prematuro como ser social y sujeto de derecho con necesidades especiales de atención en salud y educación que deben ser tenidas en cuenta, no sólo por las familias que atraviesan esta situación, sino por los gobiernos, por los profesionales de la salud, y por toda la sociedad en su conjunto. Desde Unicef consideramos que entre todos podemos hacer algo para prevenir la prematurez y con esto,  disminuir la principal causa de muerte infantil.

Como apoyo a la campaña, se realizarán diferentes actividades. También se organizarán fiestas de celebración para los niños nacidos prematuros y sus familiares. En todo el país adhieren más de 320 hospitales y centros de atención. Enterate todo en: www.unicef.org.ar y en www.semanadelprematuro.org.ar

“La prematurez es la  primera causa de mortalidad infantil en Argentina. Desde el año 2000, la mayor proporción de las muertes infantiles ocurren en el período neonatal y, fundamentalmente, durante la primera semana de vida. Hasta el año 2010, no existía una consciencia social sobre esta problemática”.

Ana De Mendoza, Representante Adjunta de UNICEF Argentina.

prematuro2

Si querés saber más sobre este tema, no dejes de leer también las siguientes notas:

“La vincularidad puede salvar a la humanidad”, entrevista a la médica neonatóloga Graciela Basso. 

La cuna cerca del corazón, entrevista a la doctora Nathalie Charpak, impulsora del método Madre Canguro.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()