Sophia - Despliega el Alma

Género

9 marzo, 2018

Cuando las mujeres se juntan

Postales del Día Internacional de la Mujer, una jornada de reflexión y encuentro para debatir infinidad de temas pero, fundamentalmente, para compartir espacio y dialogar con todas aquellas personas que quieren construir un mundo más igualitario.


Ayer fue un gran día. Un día lleno de reclamos y también de expectativas y de desafíos por delante. Una jornada de conexión con el alma femenina y la sabiduría ancestral de las mujeres. Una oportunidad para reflexionar y exigir respuestas frente a la desigualdad, el machismo y la violencia de género. Pero para muchas −y también para muchos− fue un Día Internacional de la Mujer diferente. Es que el mundo amaneció distinto: las portadas de los diarios se mostraron sobrias y hablaron de necesidad de un mayor compromiso; los mensajes de camaradería dejaron de lado la algarabía de la mera celebración; el color el rosa chicle y los chiste machistas (que tiempo atrás se vestían de ocasión cada 8 de marzo) desaparecieron de las redes sociales. Sí, es verdad que falta mucho todavía, pero también es un hecho que mujeres y varones hemos comenzado a andar un nuevo camino, donde el valor principal es aprender a andarlo a la par.

Durante la tarde, una multitud se congregó en el Congreso, elevando banderas y pedidos variados. Pero en el fondo, todas llevaban un mismo emblema: el del enorme valor de ser mujeres.  “Para mí todo esto es nuevo pero me alegro mucho por ustedes, porque de ahora en más van a tener más y mejores oportunidades que las que tuvimos nosotras”, le dijo una una abuelita a una estudiante universitaria, estrechándola en un fuerte abrazo. Así, madres e hijas, hermanas, amigas y compañeras eventuales se dieron la mano en el gesto más hermoso del mundo: tomar la decisión de ir juntas, de cuidarse y de darse aliento. “Quiero crecer libre y sin miedo”, podía leerse en el cartel que una nena levantó para la foto con una sonrisa, sin saber que esas palabras serán la clave para gestar ese cambio de paradigma del que todos hablan, pero que apenas vislumbramos.

En ese marco, el canal de contenido para la mujer Lifetime organizó un encuentro para potenciar el mensaje y hacerlo llegar aún más lejos. Para eso, convocó a seis personalidades destacadas: Pilar Rahola, María Laura Santillán, Catherine Fulop, Mariana Arias, María Cher  y Nadine Pavlovsky se dieron cita para generar un diálogo rico y lleno de matices, donde se trataron temas diversos con el hashtag #MujeresProtagonistas. Las dificultades de género que históricamente hemos debido atravesar, la importancia de cuidar el vínculo entre pares y la necesidad de generar un cambio de la mano de los varones, fueron algunas de las inquietudes que aparecieron durante la charla. Cher introdujo, además, un tema urgente y complejo: “El problema es que todavía hay una gran hipocresía. Mientras la trata de personas siga existiendo, el debate nunca será sincero”, señaló la empresaria.

“Para lograr el cambio, necesitamos dar más espacio a las mujeres. Nuestra responsabilidad es ayudar a que los obstáculos sean cada vez menos”, Nadine Pavlovsky. 

“Las mujeres somos grandes luchadoras, pero también somos muy compasivas”, definió Fulop, al tiempo que Santillán llamó a tomar la palabra en todo contexto, en todo lugar: “Somos protagonistas del presente y del futuro. Tenemos que aprovechar cada uno de los espacios que se nos abran”, destacó. Para Pavlovsky, vicepresidente de Marketing de DIRECTV, la prevalencia femenina no es nueva: “Hemos sido luchadoras desde siempre y me llena de admiración que las mujeres se están animando a decir y a abrirle camino a sus pares”. Por su parte, Rahola señaló la importancia de avanzar desde el diálogo y el encuentro: “Estamos cansadas de dar tanta pelea. Para una sociedad igualitaria necesitamos de ellos también; esta es una lucha de mujeres pero de hombres también”. A la hora de las definiciones, Arias introdujo al diálogo la palabra “amor”, y opinó que debemos hacer uso de nuestra capacidad de empatía y solidaridad, como motor de un verdadero cambio social.

“Aprendamos a estar con otras mujeres, apoyémoslas hoy más que nunca mirándolas con toda nuestra compasión y solidaridad”, Catherine Fulop.  

Con profunda emoción, todas hablaron de la huella que dejaron sus madres y abuelas en ellas, en su forma de ser, de pensar y de encarar la vida. Y también de la responsabilidad que implica haber elegido la maternidad como plan de vida, para cuidar de otros, los hijos, y criarlos según valores humanos, que ayuden a construir una sociedad nueva, un mundo igualitario. “Que nuestros hijos tengan madres trabajadoras que aman lo que hacen es el mejor ejemplo”, coincidieron las seis. Luego, se vivió un momento muy emotivo cuando María Cher rompió en llanto por la reciente muerte de su hermana. “Es que justo hablamos de mujeres importantes… y ella era mi gran compañera de vida”, expresó entre lágrimas mientras recibía el abrazo de sus compañeras de panel. “¿Ven? Esto es lo que pasa cuando las mujeres nos juntamos. Enseguida empatizamos, compartimos, nos reímos y lloramos juntas. Y eso es algo que tenemos que enseñarles a hacer también a los varones. De otro modo el mundo jamás se convertirá en un lugar más justo para todos”, concluyó Pilar Rahola.

“Sueño con encontrar un equilibrio, en  alcanzar la paz y el consenso, en vez de la lucha y la confrontación. Yoko Ono hablaba de femenizar la sociedad y, para lograrlo, debemos abrazar a los hombres”, Mariana Arias. 

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()