Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Reflexiones

9 enero, 2017

Para despedir a Zygmunt Bauman, un documental imprescindible

Hoy el mundo se enstristeció con la noticia del fallecimiento del brillante filósofo y sociólogo polaco. Creador del concepto de "modernidad líquida", Bauman fue un observador lúcido y sensible de las sociedades contemporáneas. De nuestro archivo, rescatamos una nota sobre el documental "The trouble with being human these days", un ensayo fílmico que recorre su vida y su pensamiento.


1 de 2
2 de 2

¿Cómo ser humanos en estos días?*

Un documental sobre el sociólogo Zygmunt Bauman retrata la teoría de la modernidad líquida en el contexto de la actual crisis mundial. Por Josefina Romero.

Por un lado, una crisis económica global que no cesa. Por el otro, una masiva participación social motivada por un furor sin precedentes en las redes sociales. Mientras tanto, una sociedad de indignados que sangra por la herida. “Vivimos en un mundo que ya no se cuestiona a sí mismo, que vive día a día lidiando con sucesivas crisis sociales y económicas sin saber qué curso tomar y sin siquiera planear un itinerario”, dice el sociólogo Zygmunt Bauman, considerado el profeta del posmodernismo o, mejor aún, “el mejor traductor de la actualidad” de nuestros tiempos. Con esta frase abre el documental The Trouble with Being Human These Days (El problema de ser humano en estos días), un largometraje que intenta retratar la teoría de la modernidad líquida en el contexto de la actual crisis mundial, estrenado en marzo de 2013 en Alemania.

Escenas del documental “The trouble with being human these days”.

Bauman, de 88 años, viene sacudiendo nuestras conciencias en los últimos años con sus publicaciones, análisis agudos y críticos sobre el mundo que nos rodea (Modernidad líquida, Vidas desperdiciadas, La sociedad sitiada). Esta vez y en forma de documental, promete no quedarse atrás. Durante seis meses, los directores polacos Bartek Dziadosz y Grzegorz Lepiarz siguieron al teórico de la modernidad líquida durante su gira académica por Lituania, España, Austria, Eslovaquia, Alemania y Polonia, y lo vieron participar en conferencias y paneles de discusión. La película es el resultado de sus reflexiones en esos días, así como de sus conclusiones sobre un mundo en crisis. “Tenemos un desafío sin precedentes y ese desafío es desarrollar un arte: el arte de vivir con un permanente malestar social.”

Bauman hurga sin piedad en los cambios que el mundo globalizado nos impone como seres humanos. Se lo escucha cansado del elogio que cosecha la globalización. Él ve su contracara: su cuota de liquidez, consumismo y cambio vertiginoso. Según el sociólogo, debido a que estamos padeciendo una crisis detrás de otra, le hemos dejado de prestar atención a lo que es definitivo. “No podemos seguir viviendo como vivíamos, no podemos consumir como antes. Hay que olvidar de una vez por todas que la felicidad está relacionada con la adquisición de bienes. Durante mucho tiempo la clase política ha aplicado una sola idea a la resolución de los problemas sociales: incrementar el consumo. Vivimos en un planeta que no admite más explotación de los recursos. Extender los patrones de consumo de los países desarrollados al resto del planeta es impensable si queremos pervivir”.

El pensador de la posmodernidad

Zygmunt Bauman nació en Polonia en 1925 y en la actualidad es catedrático emérito de Sociología de la Universidad de Varsovia. Su carrera académica lo ha llevado a ejercer la docencia en las universidades de Leeds, Tel Aviv y The London School of Economics, entre otras. Desde sus inicios en la década de 1970, su visión de la sociología ha reivindicado un papel menos descriptivo y más reflexivo para esta disciplina. Sus aportes a la conceptualización de la posmodernidad, a la que bautizó “modernidad líquida”, han sido plasmadas en diversos ensayos que le han valido el reconocimiento internacional. En 2010 le fue concedido, junto con Alain Touraine, el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Preocupado por la crisis y hacia dónde nos dirigimos como sociedad, Bauman también reflexiona sobre la democracia que promueve Internet, el movimiento de los indignados y el papel de los intelectuales en un mundo en permanente cambio. “Simpatizo con el movimiento del 15-M (refiriéndose a los jóvenes Indignados españoles), aunque no los veo capaces de cambiar nada. Pero no los culpo por eso. Están buscando nuevas formas de cambiar las cosas, y eso es loable, pero de momento no las han encontrado. En esta confusión tiene mucho que ver el fenómeno de las redes sociales. Si un chico pasa tres horas diarias en Facebook tejiendo formas de comunicación alternativa es natural que crea en la ilusión de que ha construido un espacio de democracia diferente”.

Aquí está, a ojos de este intelectual, el quid de la cuestión. Según el sociólogo, para transformar la sociedad no basta con las intenciones: hace falta construir nuevos modelos de pensamiento. “Nunca he perdido la esperanza, voy a morir con esperanza. Lo que me preocupa no es si existe un motivo de esperanza, porque la humanidad ha recorrido un largo camino y ha superado muchos cambios y transiciones en este tiempo. La cuestión está en calcular cuántas víctimas van a caer antes de que la esperanza se materialice, antes de que encontremos soluciones a esta crisis. El 15M y los movimientos globales de los Indignados todavía están en etapa de laboratorio”.

El problema queda planteado y al parecer Bauman no anticipa solución, teorías o sistemas salvadores, sino que  se limita a describir nuestras contradicciones, las tensiones no solo sociales, sino también existenciales, que se generan cuando los humanos nos relacionamos. “A los 88 años, no he encontrado ninguna sociedad perfecta. Cada sociedad tiene sus problemas. Lo más inquietante del mundo  contemporáneo, y la idea es del filósofo franco-griego Cornelius Castoriadis, es que ha dejado de hacerse preguntas a sí mismo. El gran peligro es cuando crees haber dado con la sociedad perfecta. La búsqueda de la sociedad perfecta no tiene fin y eso es bueno. El afán por mejorar es una de las mejores cosas de la condición humana.”

Además de contar con la participación estelar de Bauman, en The Trouble with Being Human These Days aparecen otros distinguidos personajes, como George Ritzer (autor de la celebérrima obra La mcdonalización de la sociedad), Neal Lawson, Adam Michnik, Miroslaw Balka y Mark Davis (director del Instituto Bauman en la Universidad de Leeds).

Este documental de uno de los pensadores  más clarividentes de nuestra época despierta, sin duda, más de un replanteo general.

Para ver el tráiler del documental, podés ingresar a la web oficial del film. La película está disponible en Vimeo.

*Nota publicada originalmente en revista Sophia el 14/12/2012.

ETIQUETAS humanidad

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()