Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

POR Adriana Amado - Columnistas

19 septiembre, 2016

Noticias dress code

Muchas veces, al ver un noticiero, aparece la extraña sensación de que el relato de una noticia seria no concuerda con el look de su presentadora, vestida con un mini vestido de cóctel y tacos altísimos. Una lectura sobre el extraño código que rige la vestimenta informativa.

Desde que el noticiero apareció como ritual diario, los conductores van vestidos como para un bautismo. Y como pasa en la vida normal en esas ocasiones, los hombres cepillan el traje de siempre y a lo sumo, si quieren variar, renuevan la camisa. Las mujeres, en cambio, con cada evento nos sentimos obligadas a estrenar un modelito, unos zapatos de esos estrafalarios que dan tantas ganas de comprarlos como de sacarlos al rato de llevarlos puestos. Lo mismo que pasa con las presentadoras de noticias, que tenían menos problemas cuando estaban sentadas atrás de un escritorio, mostrando medio cuerpo. Pero ahora, que van de un lado a otro del estudio por unas tarimas cristalinas, el taco de quince centímetros no es el mejor aliado de la informadora pública. Es difícil concentrarse en el comentario de una noticia de hondo contenido social cuando se tiene toda la anatomía pendiente de un equilibrio tan inestable o cuando la falda se rebela a mantenerse en un lugar discreto.

noticias-telefe
Cristina Pérez, la cara del noticiero de Telefé, no teme al escote pronunciado.

El traje en los hombres cumple esa función del uniforme que da libertad de movimientos y resguarda de la inclemencia del lugar del trabajo, que en un estudio de televisión suele ser la refrigeración a temperaturas antárticas todo el año. Las mujeres, como en otros ámbitos de la vida, cambian comodidad por coquetería y se someten al capricho de las vestuaristas, los rigores de la falda corta y las blusas con breteles, o las tendinitis de los tacos altos. Con una desventaja adicional por sobre los colegas masculinos y es que el gris topo distrae menos la mirada que una blusa de seda colorida, un collar subiendo y bajando entre los senos o los brazos descubiertos en pleno julio. Es más probable que el televidente se concentre en los contenidos cuando el que habla no está llamando la atención sobre un pedazo de su cuerpo.

noticias2
Las conductoras Martina Soto Pose y Mariela Fernández: ¿vestidas para la ocasión?

Atendiendo los excesos de escotes y lycras que se ven en el deporte, fueron estas señales las que propusieron códigos de sobriedad en la vestimenta. Fox Sports México consideró que era más digno que las conductoras fueran reconocidas por sus comentarios deportivos que por sus escotes. Antes de eso, las Grandes ligas de béisbol profesional habían recomendado dejar las transparencias, las camisas sin mangas o el ombligo al aire, especialmente si la transmisión se iba a hacer desde los estadios. Telesur también sugiere en su código de redacción usar mangas y camisas discretas, tanto para hombres como para mujeres. No hace falta llegar al extremo de ese noticiero albanés en el que las presentadoras leían las noticias sin corpiño para entender que en un contexto de noticias, mostrar el cuero suele ser solo una cuestión de chicas. Para el televidente, un maquillaje estridente, un peinado raro, una anatomía descubierta, es factor de distracción de la mirada, que se posa inevitablemente en el punto llamativo del cuerpo. Pero esas distracciones suelen estar solo del lado de las periodistas, que cargan, además, con el trabajo extra que insume la estética.

El cuerpo detrás de las noticias

noticias-deportivas
Alina Moine -en medio de sus compañeros sobrios y trajeados- con mini vestido strapless.

Cuando una directora de noticias de la televisora RCN de Colombia sugirió vestimenta y peinados sobrios, muchas mujeres resistieron la propuesta. Para muchas el vestido es un gesto de libertad que no quieren resignar, tanto como para otras los atributos físicos son dones que quieren explotar. Pero como, al menos en el rubro periodístico, significa una desventaja para un género, para equilibrar la cosa propongo a las vestuaristas que empiecen a considerar que haya hombres haciendo el noticiero en musculosa o en pantalones cortos. Que no se les haya ocurrido no es porque los muchachos no tengan piernas trabajadas por el deporte, o bracitos pintorescos para mostrar en cámara. Por calurosos, los hombres suelen ser mucho más que las mujeres así que seguramente estarán agradecidos en este país tropical de cambiar el traje de lanilla por unos bermudas.

noticias3
Un alto en las noticias para mostrar backstage informativo y atributos femeninos.

Se trata de que muchachas y muchachos periodistas gocen de igualdad de derechos de comodidad y estética. Si ellas tienen que salir en cámara haciendo equilibrio en tacos imposibles y con los hombros descubiertos, sus colegas hombres deberían usar alguna dificultad equivalente. Si las chicas tienen que llegar mucho antes para someterse al ritual del maquillaje y la buclera, sus compañeros, por solidaridad, deberían hacerse la planchita y dedicar un tiempo equivalente a los afeites cosméticos. Si las chicas deben recorrer la tarima en unas sandalias de tiritas montadas en una plataforma de veinte centímetros, los muchachos deberían calzarse unas patas de rana, como mínimo. Si a la mujer le ponen un escote en el que puede extraviarse la fantasía del televidente, al hombre podrían ponerle una camiseta adherente que compense. Es hora de que las vestuaristas, mujeres casi todas, respondan a la solidaridad del género y pongan su creatividad al servicio del equilibrio en la pantalla. A menos que todos acepten la camisa y el saco neutro como practicidad igualitaria.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()