Sophia - Despliega el Alma

Audios

19 septiembre, 2019

Carmela Bustelo: “Nada te hace más linda que ser valiente y estar segura de vos misma”

Le diagnosticaron cáncer cuando tenía 21 años. Enseguida supo que tendría que hacer un tratamiento largo y que su actitud sería ir hacia adelante. Lo que no sabía era que tenía por delante un camino de crecimiento, empatía y creatividad.


Carmela hoy tiene 23 años y es dueña de una marca de accesorios. (Foto: IG Carmela Bustelo).

Carmela Bustelo tenía 21 años cuando le diagnosticaron linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer en los ganglios linfáticos que la obligó a posponer sus estudios de arquitectura y comenzar un tratamiento. Poco tiempo después sabría que su enfermedad, descubierta en una guardia y por un resfrío, le traería nuevos desafíos y la embarcaría en un camino de creatividad.

Invitada a participar de una entrevista en el Espacio Sophia del programa Citas de Radio, Carmela contó su historia y el recorrido que hizo hasta darle vida a Las Cholas, un emprendimiento de vinchas y turbantes que hoy vende al público en dos locales, exporta al exterior y suma más de 30 mil seguidores en su cuenta de Instagram.

Su marca nació por la necesidad de verse llena de color y de vida mientras durase el tratamiento. (Foto: IG Carmela Bustelo).

Desde el primer momento dije: ‘Qué tengo que hacer?’”, recordó Carmela al aire, en diálogo con la conductora del programa, Elisa Peirano. Apenas enterada del diagnóstico, contó, supo que la quimioterapia le haría caer el pelo. Y decidida a verse bien, optimista y llena de vida, optó por cortárselo por los hombros y hacerse una peluca con su propia melena. Hasta entonces, su pelo había sido una marca de identidad: largo hasta la cadera, causaba tanta admiración que la gente la paraba en la calle para preguntarle qué productos usaba o a qué peluquerías iba.

Tenía 21 años y me incomodaba usar la peluca sola, entonces mi psicóloga, que pasó por lo mismo que yo, me prestó sus turbantes y sus vinchas”. Pero esos accesorios eran de invierno y aquello ocurrió en verano, así que Carmela buscó una alternativa.

Yo quería algo colorido para salir con mis amigas a tomar algo. Entonces con telas que tenía en mi casa, me mandé a hacer vinchas y turbantes que mis amigas me empezaron a pedir. La gente en Instagram me preguntaba dónde los había comprado. Así que insistieron en que hiciera mi emprendimiento y así nació Las Cholas en febrero de 2018”.

Los accesorios de Las Cholas se pueden ver en el showroom de Palermo. (Foto: IG Carmela Bustelo).

El proyecto nació de su propia inquietud, que resultó ser la de muchas personas que también atravesaban un tratamiento. “Te dicen: ‘El pelo crece’, pero hay que estar. Más a los 21 años, que estás en plena juventud, salir a la calle, a tomar algo con tus amigas, ir a la playa, es un tema bastante difícil. Bueno, en parte Las Cholas nace por mí, por una necesidad de abstraerme y de pasar el tratamiento, y también para ayudar a las chicas que están en la misma situación que yo y no se les ocurre hacerse turbantes o no tienen la manera. Que puedan venir a Las Cholas a probarse y a ‘encholarse’, está muy bueno”, dijo, llena de entusiasmo.

Carmela nunca había tenido en mente ser emprendedora y hasta el momento su meta había sido recibirse de arquitecta. Pero le gustaba el diseño y vio la veta de un potencial producto comercial: “Había un mercado que nadie estaba ofreciendo (…) en Argentina no se consiguen vinchas o turbantes de diseño, y ni hablar de que sea para uso oncológico. Los que se consiguen están en centros oncológicos, en una farmacia o en un hospital, que no son lugares muy divertidos para ir”.  

Los accesorios son para mujeres de todas las edades, estén o no en atravesando un un cáncer. (Foto: IG Carmela Bustelo).

El día que creó su página en redes sociales, Carmela le pidió a sus amigas que la ayudaran con la difusión. Se fue a dormir, y al día siguiente su historia y sus productos se habían viralizado y, de la noche a la mañana, literalmente, tenía 1500 seguidores.

Yo quiero que las chicas se pongan una chola y salgan a comerse el mundo, no solo en tratamiento, que obviamente me llena el corazón (…) La actitud chola de ir para adelante en la vida”, dijo.

En todo este camino, Carmela siguió en tratamiento. Y como quien sigue cosechando frutos en medio de la tormenta, ella encontró un sentido en medio del dolor: “Entendí que ni mi pelo, ni mi peso ni mi altura te definen. Como digo siempre, nada te hace más linda que ser valiente y estar segura de una misma”.

Si querés escuchar la entrevista completa, dale play al reproductor:

Ir a descargar

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Whoops, you're not connected to Mailchimp. You need to enter a valid Mailchimp API key.

Comentarios ()