Otoño 2017

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Miguel Espeche | Hablemos de...

Es psicólogo, especialista en vínculos, salud mental comunitaria y potenciación humana. Ejerce como psicoterapeuta y realiza conferencias y talleres sobre diversos temas para instituciones educativas, empresas y comunidades. Desde 1997, coordina el Programa de Salud Mental Barrial del Hospital Ignacio Pirovano, en el que organizan talleres de apoyo para distintas problemáticas. Es autor de los libros “Penas de amor” y “Criar sin miedo”.

Últimas columnas

Hombría o machismo

Hombría o machismo

Dice nuestro columnista que no es nuestra identidad de género lo que no hace buenos o malos, pacíficos o violentos. Y propone un ejercicio saludable, noble, posible: tender un puente entre varones y mujeres, para honrarnos como seres humanos.

La vocación de crecer

La vocación de crecer

Acompañar a nuestros hijos en la compleja decisión de elegir un futuro para ellos, no siempre es una tarea fácil. ¿Cómo alentarlos sin condicionarlos? ¿De qué manera podemos ayudarlos a potenciar sus mejores recursos? Una invitación a crecer juntos, padres e hijos.

La grieta y los puentes, a propósito del “besazo”

La grieta y los puentes, a propósito del “besazo”

La semana pasada se conoció la noticia de que el bar La Biela recibió un “Certificado de Diversidad” del Gobierno porteño, a raíz de la polémica que generó la denuncia de una pareja de lesbianas por discriminación. Detrás de las noticias, nuestro columnista invita a ver más allá de los acontecimientos, para tender un puente a través del diálogo.

La familia de mi novia

La familia de mi novia

A veces, la relación con la familia política supone un gran reto a superar por quienes deciden iniciar una vida de a dos. Por eso, para que no arda Troya, Miguel nos propone dejar de lado los sentimientos infantiles y volvernos más leales con el hoy.

La tristeza no impide la alegría

La tristeza no impide la alegría

Muchas veces sentimos que el sufrimiento y la felicidad van por caminos separados. Por eso nuestro columnista nos invita a ver que la vida es, en definitiva, un trayecto de sentido único: andar, caer, llorar, levantarse y seguir adelante hasta recuperar la sonrisa.

Antídoto contra el miedo

A veces, el miedo se convierte en un peligro en sí mismo, porque no nos permite ir con fe y libertad por nuestros propios deseos. ¿Y si mejor dejamos de temer tanto y confiamos más?

Crecer despacio

¿Se puede lograr vivir juntos “para siempre”? ¿Cómo hacer para que las diferencias se conviertan en una oportunidad? El desafío está en delinear un camino que, aunque se llene de obstáculos, abra las puertas hacia un despertar de a dos…

Varones son los de hoy

Dice Miguel que los progresos evolutivos no son aquellos que feminizan al varón, sino los que lo hacen mejor varón. Y en ese marco, la búsqueda de la armonía parece la mejor opción. ¿Y si nos encontramos en las diferencias?

Pereza en la pareja

Un pecado y el grave daño que genera en el vínculo de dos. Nuestro columnista indaga en cómo vencer la inercia y honrar el amor, para mantener viva su intensidad.

Saborear la abundancia

El muchacho estaba muy flaco. Demasiado. Tenía veintipocos años y provenía de un perfil social…

Juntos a la par

Es necesario guardar, bajo siete llaves, el fueguito de la unión primordial y la curiosidad por el proceso del otro.

Está bueno escribir en Sophia

Estoy acostumbrado a estar rodeado de mujeres. Soy psicólogo y desde hace años mi profesión…

El pujo

Los nueve meses de gestación tienen buena prensa, así como la lactancia materna. Todos nos…

Amor usurero

En tiempo de fondos buitres, hablemos de amores buitres o de esos amores que piden…

Elogio de la certeza

Hace unos días me dijeron que es importante dudar de las propias certezas para evitar…

Atravesar el dolor

Aquel día, el más doloroso de mi vida, mi tío Juan Carlos me dijo algo…

Paciencia, divino tesoro

Una palabra que ha surgido en las últimas décadas de manera sorprendente es “clic”. De…

La atracción por los “chicos malos”

Los “chicos malos” tienen ese “no se qué” que las enamora. Siempre fue así. No…