Última Edición

Sophia - Despliega el Alma

  • Seguinos

Tendencias

31 agosto, 2018

Acá trabajo yo

Espacios donde desplegar talento y creatividad, para hacer rendir el tiempo al máximo sin dejar de disfrutar de cada momento. De eso se trata encontrar esos lugares, tan íntimos como fundamentales, para quienes trabajan en proyectos propios. ¡Inspirate!


Música todo el día

MATÍAS CROM: LUTHIER ESPECIALIZADO EN RESTAURACIÓN Y CONSTRUCCIÓN DE CONTRABAJOS, LAÚDES Y VIOLAS DA GAMBA
EDAD: 31 AÑOS
INSTRUMENTO: EL CONTRABAJO
PARA SABER MÁS:
Facebook/Luthiermatíascrom

Empecé a hacer instrumentos en el jardín de la casa de mis viejos, después tuve mi taller en otros espacios, y desde hace un tiempo, tengo mi casa, mi taller y mi sala de ensayo en el barrio de Florida.
Desde los 18 años, cuando hice mi primer bajo eléctrico, tuve la suerte de tener tres maestros que me enseñaron lo que pude ir aprendiendo. Me apasioné mucho y por eso me convertí en luthier. Mi especialidad es la construcción de laúdes, contrabajos y violas da gamba.
Mi taller parece una bodega del siglo XVII y esa estética me ayuda a ponerme en línea con el trabajo y los métodos y herramientas que se usaban en la época. Me interesa entender el repertorio y el momento histórico donde cada instrumento fue concebido. Por eso escucho música barroca y trato de abstraerme. Como estoy en casa, de a ratos comparto con mi mujer y mis hijos. A mi alrededor, siempre hay instrumentos.
La música es mi vida, no puedo separarla de todo lo demás. Toco el contrabajo, hago contrabajos, escucho música del contrabajo y así hasta que me voy a dormir. Los chicos, Mateo y Manuel, acompañan con sus propios instrumentos y canciones.

Cocina en casa

XIMENA SÁENZ: COCINERA
EDAD: 31 AÑOS
UN PLATO: RAVIOLES SÚPER CASEROS DE ESPINACA
PARA SABER MÁS: www.ximenasaenz.com.ar

Me gusta trabajar en la cocina de mi casa. Probar platos, crear e invitar amigos a degustar si las cosas salieron bien o mal. Me siento cómoda trabajando acá porque lo hago a mi ritmo, sé dónde está cada cosa, conozco cada especia e ingrediente. Dentro de la cocina, amo la ventana, me gusta ver los árboles y cómo el cielo va cambiando de colores.
Elegí este oficio porque lo disfruto mucho. Desde chica me gusta estar en contacto con los elementos de la cocina, las masas, los ingredientes. Me gustan los olores y las texturas. Disfruto mucho tener las manos en la masa y también poder comunicar lo que hago e incentivar a la gente a que cocine más.
Mientras estoy en casa, pienso las recetas que voy a preparar en el programa de TV Cocineros Argentinos, y en el libro que estoy haciendo, con recetas para gente joven. Mientras cocino, suelo escuchar música o la radio. Además, tengo una web donde posteo recetas y citas literarias. Y soy activa en las redes sociales. La que más me gusta es Instagram: @ximena_saenz.

Manos artesanas

JULIA ÁLVAREZ: JOYERA
EDAD: 35
OBJETO: UN PRENDEDOR CON UN DIBUJO CALADO
PARA SABER MÁS: Facebook/Julia-Alvarez-Joyería

Desde que comencé con el oficio de joyera hace ocho años, tuve taller en mi casa, otro espacio en Colegiales, y desde el verano de 2014, comparto este espacio luminoso con mi gran amiga y colega Catalina Dupont. Las personas que llegan a nuestra tienda y taller de joyería y almohadones rellenos con lavanda (hechos por Cata) también pueden ver la “cocina” de la joyería, las herramientas que usamos, las mesas de trabajo y las materias primas. Además, todo el espacio está aromatizado con la lavanda orgánica de los almohadones.
Las dos estudiamos Bellas Artes y joyería, y al momento de armar el taller, fue como un gran juego, como si fuéramos dos niñas. Hacía mucho calor y decidimos hacer todas las instalaciones, el armado del taller y la decoración. Nuestro único capital eran los objetos que cada una tenía, nuestras cabezas y un poco de ayuda externa para los arreglos de electricidad y albañilería.
Ahora compartimos todo: las herramientas, los muebles, los libros, las plantas, la vajilla, los conocimientos y algunas experiencias.
¿Por qué la joyería? Este oficio me permite desplegar la creatividad con las manos, con mis propios criterios estéticos y, sobre todo, con mucha libertad.

Refugio de papel

MARIELA SAVIN: ESPECIALISTA EN ORIGAMI
EDAD: 49 AÑOS
UN OBJETO: ME GUSTA HACER UN ORIGAMI EN FORMA DE ESPIRAL QUE LLAMAMOS SLINKY O SERPENTINA
PARA SABER MÁS: www.origamiteca.com.ar

La origamiteca es un espacio muy especial para mí, lleno de papeles y diseños. Es una pequeña tienda de origamis, creada por Masao hace aproximadamente diez años, donde trabajamos tres personas: Masao, Marcelo Higa y yo.
En este lugar hacemos origamis y damos clases. Es un espacio muy agradable y mágico, que va modificándose, ya que los origamis que producimos tienen vida propia y, a la vez, cada uno es único… Los objetos se van apropiando del espacio y van creando un mundo propio, con su luz y movimiento. Eso explica que sea un lugar hermoso del que, muchas veces, tantos a nosotros como a los que vienen de visita nos cuesta irnos.

¿Te gustaría recibir notas como esta en tu e-mail?

Suscribite aquí y te las enviaremos a tu casilla todos los meses

Comentarios ()